TAEKWONDO TOTAL

TAEKWONDO TOTAL

Los grandes guerreros del Taekwondo mexicano

Hablar de la historia del Taekwondo  en justas olímpicas, sin duda, trae gratos recuerdos a todos los mexicanos, sobre todo en los últimos tres ciclos, a partir de que este deporte fue considerado como parte del programa oficial. La primera década del siglo XXI trajo grandes satisfacciones en esta disciplina gracias a que en cada edición se obtuvieron medallas.

En Sidney 2000 fue el turno de Víctor Estrada Garibay. El originario de la Ciudad de México compitió en la categoría de los 80 kg. Su primer duelo fue contra el iraní Madjid Aflakikhamseh, campeón mundial al que derrotó. El siguiente cayó ante el cubano Ángel Volodia para posteriormente ligar victorias ante el chileno Felipe Bravo y Sebastien Konan de Costa de Marfil. Con la posibilidad de aspirar solamente al bronce, Estrada se impuso al sueco Roman Livaja y con ello llegó la primera medalla olímpica para esta disciplina en la historia.

Cuatro años más tarde, en Atenas, el destino tenía preparado nuevamente un lugar especial para los taekwondoínes nacionales. La noche del 26 de agosto Óscar Salazar llegó a la gran final de la categoría de 58 kg., enfrentando a Yen Chu Mu de China Tai Pei quien se impuso 5-1 con lo que conquistó oro y Salazar la plata. Un día después, el viernes 27, de nueva cuenta el apellido Salazar se inscribió en el podio. El turno le correspondió a Iridia que tras vencer a la española Sonia Reyes obtuvo la medalla de bronce en la categoría de los 57kg. Así concluyó la cosecha de preseas en aquella justa. Así fue este arte marcial como ya contabilizaba tres preseas en dos ciclos olímpicos y en Beijing 2008 confirmó su buen nivel presentando a nuevos valores.

Guillermo Pérez, originario de Michoacán despacho rivales a placer. El inglés Michae

l Harvey, el afgano Rohullah Nikpai y el tailandés Chutchawal Khawlaor. El 20 de agosto, Pérez llegó a la gran final para enfrentarse al dominicano Gabriel Mercedes, a quien venció tras decisión de los jueces y con ello obtener la presea dorada. Tres días después, la sinaloense María del Rosario Espinoza conquistó el segundo metal dorado de la justa al imponerse 4-1 a la noruega Nina Solheim en la categoría de +67kg.

En el camino a Londres, México ha hecho historia al ganar las cuatro plazas disponibles para la trigésima olimpiada. Los nombres de quienes llevarán la gran responsabilidad de continuar con la cosecha de preseas y darle a su disciplina 12 años de éxitos ininterrumpidos siguen pendientes y esperemos conocerlos esta próxima semana. 

Redacción
Bookmark/Search this post with

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.