TAEKWONDO TOTAL

TAEKWONDO TOTAL

La sensatez de Joel, todo un ejemplo


El medallista en los Juegos de Londres aprovechó su paso por Cartagena para hacer un examen de la carrera que cursa, hablar de su experiencia y el éxito logrado


Joel González Bonilla tiene grabado ya su nombre en letras de oro, el mismo metal de su medalla olímpica, en el deporte español. El taekwondista catalán –es natural de Figueres– ha hecho parada y fonda estos días en Cartagena para examinarse de algunas de las asignaturas de la carrera que está cursando en la Universidad Politécnica de la ciudad portuaria –Administración y Dirección de Empresas–. Ha aprovechado estos días para saludar a amigos, compañeros, entrevistarse con el rector de la UPCT y tener un breve encuentro también con aficionados y seguidores a este deporte y curiosos que quieren ver en primera persona a un medallista olímpico.

La sensación que ofrece Joel González es que sus premios no llegan fruto de la casualidad, sino más bien de una concienzuda y bien estudiada planificación tanto deportiva como cultural, inculcada desde su infancia por unos padres que le han sabido transmitir lo importante que es el esfuerzo para lograr los objetivos,

Por eso, Joel González valora todos y cada uno de los retos que va conquistando en su día a día, por grandes o pequeños que sean.
En la charla que ofrecía ayer en el salón de actos de la Facultad de Ciencias de la Empresa de la UPCT dijo algo que sirve para todos, mayores y pequeños. «Es básico que la gente se forme, para poder labrarse un futuro. Si yo he sido capaz de hacerlo, creo que lo puede hacer cualquiera. El deporte no debe de ser una excusa para no hacerlo».

Lo dice él, deportista de élite, doble campeón del Mundo y de Europa y oro olímpico en los Juegos de Londres.
«Quince días antes de competir estaba haciendo un examen. La vida es efímera y me divierto con lo que estoy haciendo. Al final, hay que seguir formándose, porque es difícil que mañana pueda seguir viviendo del oro olímpico que he conseguido», indicaba Joel ante los aficionados.
Dice que la experiencia de vivir en la Villa Olímpica es «como estar en la élite mundial. Puedes sentarte a comer al lado de Cobe Bryant, o que te venga a saludar Gasol a tu habitación, como me sucedió a mi». «Los Juegos Olímpicos –prosigue Joel– es lo más grande para un deportista, pero yo me marco retos cortos, y el próximo será el Mundial de 2013».

Respondió a todo tipo de cuestiones, más o menos técnicas, pero hubo un profesor de la UPCT que le dijo que gracias al ejemplo que estaba transmitiendo «eres un campeón a la altura de Rafa Nadal». Joel no tuvo reparos de fotografiarse y firmar autógrafos con todos los que así se lo pidieron.

El boli y el papel serán las armas que utilice esta mañana para lograr otro éxito, este más personal.

Fuente; DIEGO SÁNCHEZ
La Opinión de Murcia

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.