TAEKWONDO TOTAL

TAEKWONDO TOTAL

El Taekwondo mexicano con problemas internos antes de los Juegos Olímpicos

MÉXICO, D.F.- La selección de taekwondo, generadora de cinco medallas en las últimas tres ediciones de los Juegos Olímpicos, no sólo llegará fracturada a Londres 2012, sino que sus máximas figuras están en riesgo de no asistir a la justa debido a un sistema de elección que los expone no sólo a lesiones sino al desgaste de cuatro torneos clasificatorios. A los golpes bajos y jaloneos entre entrenadores y directivos se suma el tortuoso sistema de puntos que se estableció para elegir a los taekwondoistas que representarán a México y que además, a decir del entrenador de la selección nacional, José Luis Onofre, no es definitivo.

Así, la fractura en el taekwondo, documentada en la edición 1836 de este semanario, no es el único problema que enfrenta la selección, a cinco meses del arranque de los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

A partir del pasado 21 de febrero y hasta el próximo 25 de marzo, 16 preseleccionados estarán competiendo en cuatro categorías en busca de sumar el mayor número de puntos, lo que les otorgará, supuestamente, el derecho de ponerle nombre a las cuatro plazas olímpicas que México obtuvo en noviembre pasado.

Onofre explica que un comité técnico –integrado por él mismo, así como por los entrenadores Julio Álvarez, el coreano Young In Bang, el cubano Pedro Gato, miembros del Consejo Directivo de la Federación Mexicana de Taekwondo (FMTKD), entre ellos el presidente Juan Manuel López, el director de la selección nacional, Ramón Solorio, y el metodólogo de deportes de combate de la Conade, Alberto Ponciano– diseñó el proceso selectivo que fue puesto a consideración y aprobado por la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade) y el Comité Olímpico Mexicano (COM).

La dirección de Alto Rendimiento de la Conade confirmó a esta reportera que Pedro Gato no participó en el diseño del selectivo olímpico.

Este proceso clasificatorio quedó asentado en un documento –del que Proceso tiene copia– en el que en 12 incisos se detallan las reglas de participación en cuatro torneos: Abierto de Estados Unidos (Las Vegas, del 21 al 23 de febrero), Abierto de Alemania (3 y 4 de marzo en Hamburgo), Abierto de Holanda (17 y 18 de marzo en Eindhoven) y Abierto de España (24 y 25 de marzo en Alicante).

En el apartado 6 del documento se enlistan las distintas formas en que se pueden sumar o perder puntos: “a) un punto por pasar la ceremonia de pesaje; b) un punto por cada combate ganado incluyendo los bye pass (sin enfrentar rival); c) un punto adicional al establecido en el inciso b cuando el combate ganado sea frente a uno de los otros tres competidores mexicanos que están en el proceso disputando el lugar para Juegos Olímpicos; d) dos puntos por medalla de bronce obtenida; e) cuatro puntos por medalla de plata obtenida; f) seis puntos por medalla de oro obtenida; g) por cada amonestación escrita debido a falta no grave se reducirán 2 puntos; h) por cada falta grave se reducirán 4 puntos; i) por cada falta muy grave se reducirán 6 puntos”.


INEQUIDAD

Los 16 aspirantes a Juegos Olímpicos fueron divididos en las siguientes categorías: menos de 49 kilogramos (Janett Alegría, Itzel Manjarrez, Vanessa Gallegos y Cenyoalli Quintana) y más de 67 kilogramos en la rama femenil (María Espinoza, Guadalupe Ruiz, Briseida Acosta y Jacqueline Galloway), y menos de 58 kilos (Damián Villa, Gustavo Villa, Luis Aguilar y Diego García) y más de 68 kilos en la varonil (Idulio Islas, Erick Osornio, Abel Mendoza e Isaac Torres).

Los primeros dos sembrados de cada división son los titulares y los suplentes designados para pelear por los pases olímpicos en el clasificatorio panamericano que se realizó en Querétaro en noviembre de 2011, mientras que los otros dos obtuvieron su lugar en la preselección en el torneo preselectivo olímpico que se desarrolló en Aguascalientes el 2 y 3 de febrero pasado.

De esta forma, taekwondoistas con experiencia en competencias internacionales de primer nivel, como la campeona olímpica María Espinoza y el subcampeón mundial en 2009 Idulio Islas, están compitiendo a la par de atletas que ni siquiera están en el ranking mundial porque por primera vez están formando parte de un representativo nacional.

Aunque reconoce que la competencia entre mexicanos por los puntos sí desgasta a los atletas, Onofre aclara que son más los beneficios que se obtienen, pues se están empeñando constantemente y, por el contrario, si los cuatro que irán a Juegos Olímpicos ya tuvieran la plaza segura, se correría el riesgo de que se relajen o pierdan la concentración.

“Si nosotros les decimos a quienes ganaron el boleto que van directo a Juegos Olímpicos, ten la plena seguridad de que en algún momento van a perder la concentración. Puede ser injusto para quienes ganaron el boleto y muy benéfico para quienes no, y es un desgaste extra para todos, pero esto los mantiene en alerta. Son jóvenes y si nosotros supiéramos que el competidor es disciplinado al 100%, yo diría que fueran directo a los Olímpicos. Como entrenador te lo digo, y voy a hablar de los hombres porque las mujeres la verdad son muy disciplinadas y hasta ahorita no tengo queja, pero los hombres no tienen esa disciplina, no están enfocados o no les ha caído el veinte de qué es estar en una preselección o selección a los Juegos Olímpicos.

“No faltan los amigos, entre comillas, que le dicen: ‘vente, vámonos a la fiesta el sábado, vamos con unas chicas’, y se duermen a las tres o cuatro de la mañana. O si les das permiso el viernes se van desde ese día a la pachanga y llegan hasta el lunes. Eso no puede ser. Necesitamos que estén concentrados, y si esto que parece injusto ayuda a mantener la disciplina estoy de acuerdo con que se haga porque a mí me conviene que estén concentrados. Lo he hablado con ellos, hay una comunicación directa y se los digo de frente: pasando Juegos Olímpicos, lo que quieran, hacer fiestas, estar con su familia, pero estos meses sólo deben estar enfocados”, comenta Onofre.

–¿No hay forma de meterlos al orden?

–No. Es algo que estoy mencionando hoy, pero ya ha sucedido en otras ocasiones. Algunos dicen que el atleta de alto rendimiento hace un sacrificio, yo lo veo como una inversión. Así como un empresario invierte para hacer triunfar una empresa, el atleta tiene que invertir. No ir al cine tan seguido o ir más temprano para dormirse a una hora adecuada. No irse a la pachanga viernes, sábado y domingo y llegar crudo el lunes. Eso no puede hacerlo un atleta. Nosotros como entrenadores estamos en esa inversión también porque nosotros hacemos lo mismo que ellos. Si ahorita ya les dices quién va a ir a Juegos Olímpicos, y no solamente te hablo del taekwondo sino del deporte que sea, se vuelve un cotorreo. El seleccionado o preseleccionado debe mantenerse en abstinencia de todo.


OPORTUNIDAD PARA NOVATOS

En el primer torneo en que participaron los preseleccionados en Las Vegas, Nevada, hubo algunas sorpresas. En la categoría de menos de 58 kilos, el subcampeón mundial en 2009 Damián Villa, finalizó con 3 puntos, mientras que el novel Diego García obtuvo medalla de plata y acumuló 9. En más de 68 kilos, el también novato Isaac Torres terminó con 8 puntos, por encima de Idulio Islas que tuvo 7 e incluso derrotó al experimentado Erick Osornio (4 puntos a 1), a quien enfrentó en su cuarto combate y ganó bronce.

Briseida Acosta, rankeada en el lugar 62 del mundo en peso heavy, obtuvo medalla de oro y finalizó el torneo con 9 puntos, empatada con María Espinoza (número 2 del mundo) que en categoría middle también ganó presea dorada en el Abierto de Estados Unidos.

Los resultados permiten concluir que está latente la posibilidad de que los taekwondistas que ocupan un lugar muy abajo en el ranking mundial –o que incluso no están rankeados– o que en Las Vegas participaron por primera vez en un torneo internacional podrían ponerle su nombre a uno o varios de los boletos olímpicos.

Por tales razones, Onofre plantea que es indispensable que al terminar la gira por Europa se realice un análisis exhaustivo de la forma en que cada uno de los cuatro que terminen con más puntos –que en teoría serían los elegidos para asistir a Londres– ganó esas unidades; es decir, si enfrentaron a rivales desconocidos o de alta calidad, qué lugar ocupan en el ranking y la experiencia con que cuentan. O en caso de empate incluso realizar un selectivo interno en México.

“No es echarse para atrás, la decisión ya está tomada y tenemos plena confianza en que quedarán los mejores. Lógico, está latente lo que mencionas, que llegue un muchacho sin ranking ni experiencia, pero ahí es donde tenemos que hacer un análisis profundo y frío, independientemente del resultado que se obtenga. Debe pesar muchísimo la opinión del equipo multidisciplinario, también está la opinión de los de pantalón largo, pero creo que debe contar más lo que digamos quienes estamos al frente, los que tenemos la experiencia, los que conocemos a los competidores que van a estar en los Juegos Olímpicos y también a nuestros muchachos.

–¿El sistema de puntos no es definitivo?

–No. Un ejemplo: en la categoría de más de 67 kilos no puedes evaluar igual a las competidoras que están enfrentando María, Guadalupe y Briseida porque es completamente diferente. Briseida y Guadalupe (a quien Onofre entrena, María trabaja aparte con Pedro Gato) están enfrentando a las competidoras que se van a encontrar en Juegos Olímpicos, no a las que no están calificadas. O que Damián llegue a perder porque del lado de la gráfica le tocaron campeones mundiales u olímpicos y a otro de los muchachos le tocaron puros desconocidos. Se tiene que evaluar eso. Por eso armaremos el reporte del desempeño de cada uno de los muchachos, a quiénes se enfrentaron, el currículo de cada rival y el Comité Técnico, junto con las autoridades involucradas, tomarán la decisión de quién irá. A mí incluso me gustaría una evaluación final. Si está muy cerrada la competencia, hacer un combate directo.

A pesar del planteamiento de Onofre, el punto 8 del documento del proceso selectivo es el único que se refiere a criterios de desempate y el combate directo no está establecido. “En caso de empate se considerarán los siguientes criterios: a) el que esté mejor colocado en el ranking olímpico mundial de la WTF (Federación Mundial de Taekwondo) de abril 2012, donde ya estén considerados los puntos correspondientes a los 4 eventos abiertos de este proceso; b) el que haya logrado la clasificación a Juegos Olímpicos en el clasificatorio olímpico panamericano en Querétaro 2011, y c) el que tenga un mejor lugar en la preselección, considerando primero a los que estaban preseleccionados del proceso 2011 y después quienes obtuvieron su lugar en 2012, de estos últimos teniendo prioridad quien logró el primer lugar en el preselectivo.

–¿No cree que es demasiado problemático el selectivo? Imagínese el golpe emocional para un juvenil que hace más puntos y le digan que no va porque es inexperto o, por el contrario, que no vaya a Juegos Olímpicos una atleta como María Espinoza que es la campeona olímpica y en la cual el gobierno federal ha invertido mucho dinero.

–No está mal. Cuando entrenaba a Guillermo Pérez (campeón olímpico en Beijing 2008) y a María siempre dijimos que si no eres capaz de ganar una evaluación aquí (nacional) no puedes pensar en Juegos Olímpicos. Quizá lo normal es que vaya el que realmente tiene la mayor experiencia, también cuenta muchísimo el ranking para que en Juegos Olímpicos no se encuentren en las primeras rondas a los mejores y crezca la posibilidad de quedar eliminados, pero eso a veces pasa a segundo término porque todos los que van son importantes, hasta el que no tiene ranking. En Beijing nadie creía que pudiera llegar Gabriel Mercedes (de República Dominicana) y dominara al chino, al español y terminó como subcampeón olímpico (perdió por superioridad ante Guillermo Pérez). Esto no se les avisó ahorita. Se platicó con los atletas y se les dio a conocer. No hay nada oculto.

“Yo no tengo problema en reconocer que María, aunque ya no entrene conmigo, es la de más experiencia. Lo tengo que reconocer porque debemos trabajar por México y eso es lo que importa. A mí no me afecta si ellos ganan. Si yo me tengo que ir porque ya pasó mi tiempo o lo que sea está bien. Si se da, qué bueno, o si cae la medalla con nosotros, también, porque es México y ese es el objetivo que debemos tener todos.

–¿Está consciente que más allá de trabajar en común por México y ganar medallas también están en juego las becas? Si usted no refrenda las medallas de Beijing su beca se la darían a Pedro Gato si María gana. No sería lógico que eso lo ponga contento a usted. Las becas también ponen a competir, por no decir a pelear, a los entrenadores.

–Eso ya es algo que le toca resolver a la autoridad deportiva que no se ha preocupado por que eso no pase. Así como a los medallistas les dan una beca vitalicia, con los entrenadores debería ser igual, si no luego pasa lo de Jerzy Hausleber (el exentrenador de marcha que fue la base para que México obtuviera seis medallas olímpicas y que a sus 80 años está pasando apuros económicos). Veo a los candidatos a la Presidencia y hablan de todo, pero no he escuchado a ninguno decir nada del deporte, cuáles son sus propuestas.


CELO PROFESIONAL

La reportera le comenta a Onofre sobre el altercado que se presentó en el Mundial de Copenhague 2009, cuando Pedro Gato desde las gradas le dio instrucciones tanto a Damián Villa como a Idulio Islas en sus respectivos combates. Onofre y Ramón Solorio le reclamaron al cubano que se haya entrometido, e incluso estuvieron a punto de llegar a los golpes.

El presidente de la FMTKD, José Luis López Delgado, tuvo que intervenir para calmar los ánimos, pues finalmente las indicaciones que dio el entonces preparador físico de la selección sirvieron para que los mexicanos obtuvieran medallas.

Onofre negó que ese incidente haya tenido lugar y apuntó que ese tipo de información es la que también ocasiona que el taekwondo esté dividido.

El hecho es que la selección nacional llegará fracturada a los Juegos Olímpicos de Londres 2012. En Beijing 2008, un grupo estuvo encabezado por José Luis Onofre y el otro por Reynaldo Salazar, padre de los medallistas olímpicos Iridia y Óscar, quien ha sido señalado como oportunista ya que se convirtió en entrenador de sus hijos faltando pocos meses para la justa veraniega, cuando el entrenador Julio Álvarez trabajó con ellos durante el ciclo olímpico. En Atenas 2004, Víctor Estrada también entrenó al margen de la selección nacional con el coreano Young In Bang.

Desde mayo de 2011, María Espinoza tomó la decisión de separarse de la selección, noticia que fue dada a conocer en una conferencia de prensa en la que el propio Onofre se enteró de la determinación de la atleta. Pedro Gato supo que la sinaloense lo eligió como entrenador cuando recibió una llamada de Bernardo de la Garza, director de la Conade, quién le preguntó sí estaba dispuesto a trabajar con la campeona olímpica que después de Beijing sólo había cosechado resultados negativos.

Antes de aceptar, Gato, quien se desempeñaba como preparador físico de la selección, pidió autorización al presidente de la FMTKD, quien le permitió trabajar con Espinoza. La atleta estaba devastada y desesperada por salir de la pésima racha que le significó que en los Mundiales de 2009 y 2011 se fuera con las manos vacías.

Desde entonces, María entrena sola en las instalaciones de la Conade y está ejecutando un plan de entrenamiento casi idéntico al que la llevó a ganar el oro en Beijing; incluso llamó a la misma sicóloga que los seleccionados tuvieron hace cuatro años, Paula Man.

Una vez que concluyan los cuatro torneos selectivos y la WTF dé a conocer el ranking mundial en abril próximo, la FMTKD ofrecerá una conferencia de prensa para anunciar los nombres de los mexicanos que competirán en los Juegos Olímpicos.

En caso de que exista una diferencia marcada o disputa para definir a los seleccionados, la última palabra la tendrá la Jefatura de Misión, según consta en un acuerdo que todas las federaciones, incluida la de taekwondo, firmaron a principios de febrero.

Fuente; Vanguardia.com.mx

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.