TAEKWONDO TOTAL

TAEKWONDO TOTAL

Taekwondo con linaje olímpico

Edgar Contreras busca emular en Río a su tía Dalia en Pekín 2008



Después de ocho años de grandes altibajos, el taekwondo venezolano toma una bocanada de aire en los escenarios internacionales, gracias al desempeño del larense Edgar Contreras, quien se adueñó de un cupo para Río de Janeiro 2016 en su participación en el Preolímpico, que se disputó la semana pasada en la ciudad de Aguascalientes, México.

El nativo de Barquisimeto se colgó la medalla de oro de la categoría de -68kg, tras el retiro en la instancia final del chileno Ignacio Morales. Ya había asegurado, sin embargo, su boleto a la justa carioca en la ronda semifinal, en la que superó al canadiense Maxime Potvin. "Estoy muy feliz por este logro, no solo para nuestro taekwondo sino también para todo el país. Esto es un respiro para nuestra disciplina", dijo tras volver a Venezuela.

El nombre de Edgar Contreras no solo tiene eco por concretar el regreso del taekowondo venezolano a una cita olímpica, tras su ausencia en Londres 2012, sino también por ser sobrino de Dalia Contreras, medallista de bronce en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008.

"Para mí es un honor ser pariente de ella y contar siempre con sus consejos. Desde que entré a la selección nacional he soñado con emular o superar su actuación en unos Juegos Olímpicos y esta es mi oportunidad", comentó, confesando cuál será su meta en Río 2016.

Contreras asegura que la seguridad en si mismo, sumada a las arduas jornadas de entrenamientos en las que ha puesto en práctica todo lo enseñado por su tía, han sido claves para lograr su clasificación.

"Mi tía y mis entrenadores siempre me han dicho que me relaje y que haga las cosas sin importar lo que digan los demás. Eso me ha servido para llegar hasta donde estoy hoy en día", refirió.

El haber contado con una gira de preparación de al menos tres meses por países como España, Croacia, Francia e Italia, además de una base de preparación en Corea del Sur, sirvieron de fogueo en la búsqueda de la plaza olímpica.

"Estar alejado tanto tiempo de tus familiares y tus amigos es un gran sacrificio, pero puedo decir que ha valido la pena, luego de todo lo que me ha tocado vivir", manifestó.

Todo en familia

El orgullo y la alegría se fundieron con fervor cuando Dalia Contreras se enteró que su sobrino Edgar seguiría sus pasos, al conquistar una plaza para Río 2016.

La medallista olímpica, quien luego de haber competido en Pekín 2008 tomó la decisión de retirarse, hoy sueña nuevamente con una presea para la familia Contreras.

"Aunque la suerte en unos Juegos Olímpicos puede variar, allí puede pasar cualquier cosa y sé que Edgar va a tener su recompensa, porque ha entrenado arduamente y con muchos sacrificios", precisó.

La relación que comparten Dalia y Edgar -más allá de ser entre tía y sobrino- es como la de una madre con un hijo.

"Hemos mantenido una muy buena y efectiva comunicación. Incluso en estos días le dije que iríamos a entrenar para ver que me queda a mí todavía", destacó entre risas la taekwondista de bronce, que está dedicada por completo al cuidado de sus dos hijos.

El Open de España y el Open de Alemania serán las próximas competiciones que afrontará Edgar Contreras antes de Río 2016.

"Ahora toca trabajar el doble y estudiar más a los rivales, para lograr el objetivo", precisó el barquisimetano.

TEXTO; SAMIR J. JIMÉNEZ P. |  EL UNIVERSAL


Combate entre Contreras y el canadiense Maxime Potvin. 

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.